Novedades

La emisión de bonos verdes a nivel global podría aumentar a USD 206.000 millones en 2017 después de registrar un récord en 2016  

La emisión de bonos verdes a nivel global podría aumentar a USD 206.000 millones en 2017 después de registrar un récord en 2016   
GénesisNovedadesLa emisión de bonos verdes a nivel global podría aumentar a USD 206.000 millones en 2017 después de registrar un récord en 2016  

New York, January 18, 2017 — Moody’s Investors Service dice que la emisión de bonos verdes global alcanzará otro récord en 2017, y podría incluso aumentar a USD 206.000 millones, tras registrar un incremento de 120% a USD 93.400 millones in 2016, reflejando las sólidas emisiones de China y el gran impulso a partir del acuerdo climático de París.

“Otros impulsores detrás del aumento en 2016 y del incremento esperado en 2017 incluyen la expansión geográfica y el mayor número de emisores, tipos de emisiones, estructuras e instrumentos de inversión, incluyendo una contribución sostenida significativa por parte de China, con base en sus compromisos climáticos y su programa ambicioso de desarrollo de energías renovables”, dice Henry Shilling, Senior Vice President de Moody’s.

“El mercado podría también ser impulsado por medidas del sector público a nivel global para estimular bonos verdes a través de incentivos fiscales, o enfoques similares; y mediante un mayor debate y avances con relación a información y divulgación armonizada, incluyendo impactos”, añade Shilling.

Las conclusiones de Moody’s fueron incluidas en su informe sector in-depth recientemente publicado titulado “Record Year for Green Bond Likely to Be Eclipsed Again in 2017”.

La expectativa de una emisión total por USD 206.000 millones en 2017 está basada en el supuesto de otro aumento de 120% este año, mientras que al menos otros siete países han anunciado, o se informó que estarían considerando, emisiones de bonos verdes soberanos.

En primer lugar entre esos países está Francia que, según se ha informado, podría emitir tanto como EUR 11.000 millones hacia finales de año, y ha comenzado a ofrecer al mercado un bono verde por EUR 2.500 millones que será emitido a finales de enero. Otros posibles emisores de bonos verdes soberanos incluyen a Bangladesh, China, Luxemburgo, Marruecos, Nigeria y Suecia.

El crecimiento de los tipos y las estructuras de bonos verdes probablemente continuarán en 2017; por ejemplo, podríamos ver valores del mercado de dinero en la forma de papeles comerciales de corto plazo, acciones preferentes, y una variedad de transacciones estructuradas, así como también transacciones titulizadas.

Al mirar retrospectivamente hacia 2016, Moody’s señala que la emisión de bonos verdes aumentó cada trimestre, culminando en un récord de USD 30.200 millones en el cuarto trimestre. Además, las emisiones chinas —incluyendo a bancos y a empresas con sede central en China— tuvieron una posición predominante, representando alrededor del 41% del volumen en el cuarto trimestre y 35% para el año completo.

Durante el año, el uso de recursos de emisiones de bonos verdes se mantuvo bien diversificado. Las asignaciones para proyectos de energías renovables y eficiencia energética siguieron liderando este proceso durante el cuarto trimestre y el año completo, ambos apenas por encima del 50%. La adaptación al cambio climático ascendió a 11% durante ese trimestre frente a 7% en el período anterior de tres meses.

El número de emisores y transacciones aumentó durante el cuarto trimestre y el año completo, mientras que el tamaño de la transacción promedio disminuyó. Se registraron 76 emisores con 99 transacciones, promediando USD 305 millones en el cuarto trimestre, y 313 transacciones de 162 emisores, promediando USD 299 millones, en 2016. Las instituciones financieras tuvieron una posición de liderazgo en ambos períodos, mientras que la mayoría de todas las ofertas de emisiones de bonos calificados por Moody’s siguieron siendo de grado de inversión.

Adicionalmente, los bonos verdes han superado ligeramente a los bonos no verdes en el cuarto trimestre, aunque quedaron rezagados para el año completo. Los retornos de los bonos verdes descendieron un 2,3% durante los últimos tres meses de 2016, ligeramente superior que todos los bonos de grado de inversión. Para el año completo, los bonos verdes registraron una ganancia de 2,9% versus 3.3% para bonos de grado de inversión.